Introducción 5: ¿Quién escribió el libro de Isaías?


Isaías: Los tiempos del cumplimiento, un comentario versículo por versículo por Iván D. Sanderson, está disponible en forma impresa en Deseret Book y Amazon.com y como un e-libro en español y en inglés para Kindle.

Para ver los comentarios de cada capítulo de Isaías, asi como cada introduccion, desplácese hacia abajo y encuentre, en la columna de la derecha en la pantalla, una lista de todos los capítulos debajo de la seccion “Categorías“. Haga clic en el capítulo que desea leer ===>


Hay una creencia entre los eruditos bíblicos que el libro de Isaías fue escrito por más de una persona.[1], [2] Los eruditos suponen que la escritura original incluyó los capítulos 1 a 35; los capítulos 36 a 39, llamados “los capítulos históricos” fueron añadidos como un apéndice histórico por causa de la prominencia de Isaías durante el reinado de Ezequías. Los capítulos 40 al 66, según los eruditos, debieron haber sido escritos mucho más tarde, casi al final del cautiverio babilónico por una o varias personas. Evidencia citada por múltiples autores incluye el punto de vista del escritor o escritores durante el exilio babilónico—hablando y estando entre los Judíos en exilio. Ellos declaran que el punto de vista de cada profeta del Antiguo Testamento, no importa cuán lejos en el futuro podían ver, siempre se basa en su propia época, y sus palabras son para la amonestación o estímulo de aquellos que viven en ella.[3] ¿Cómo podía Isaías haber sabido el nombre del rey persa, Ciro, que permitiría a los exiliados a volver a Jerusalén? ellos discuten retóricamente. Considere Isaías 44:28: “El que dice de Ciro: Es mi pastor y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir de Jerusalén: Sea edificada; y del templo: Sea fundado”.[4]

Otras líneas de evidencia citadas incluyen variaciones en el estilo y el tema que distinguen los capítulos posteriores. Por ejemplo, las palabras o expresiones en el hebreo original que son características de los capítulos 1 a 39, pero ausentes de los capítulos posteriores, incluyen “el Señor Jehová de los ejércitos”;[5] Jehováexaltadoosiendo exaltado”;[6] “la gloria” de una nación;[7] la mano de Jehováextendidaen juicio;[8] “cabeza y cola, rama y caña[9] usado figurativamente; y la palabra muy característica “el remanente” (o, “los remanentes”).[10], [11] Las palabras o expresiones en el  hebreo original que son características de los capítulos 40 a 66, pero ausentes de los capítulos anteriores, incluyentoda carne”;[12]como nada”;[13]levantarse”, o “alza los ojos”;[14]escoger”;[15] “alabanza” en forma de verbo o nombre;[16] “lo que ha de venir”;[17]salirse a luz” o “brotarse”;[18]arrodillarse” o “postrarse”;[19]prorrumpirse en alabanza”;[20] la “santa ciudad”;[21]ser vestido”;[22] referencia frecuente a los “hijos de Sión”;[23] y expresiones de Jehová que incluyen las palabras “yo soy”.[24] Otras frases comunes a ambas partes anteriores y posteriores del libro se explican como la “influencia de las profecías de Isaías sobre el autor [o autores] de los capítulos 40 a 66”.[25]

Aún otras líneas de evidencia citadas por los eruditos bíblicos en apoyo de esta hipótesis incluyen diferencias de ideas y doctrinas fundamentales y el manejo muy distinto de profecías Mesiánicas.[26]

¿Qué podemos decir de estas afirmaciones? La respuesta más sencilla es que se le mostró a Isaías el profeta toda la existencia humana, y entonces él escribió en clave lo que vio, para ser comprendido separadamente por los pueblos en dispensaciones diferentes en épocas diferentes del mundo. No sólo habló a los judíos de su propio tiempo; también se dirigió a aquellos que vivieron al final del cautiverio babilónico y en la época de Cristo, y a los judíos y gentiles por igual que vivirían en los últimos días. La estructura fundamental del libro entero de Isaías, mencionada en el capítulo introductorio anterior y citada por Gileadi,[27] oculta su mensaje a los que no ven la estructura y revela su mensaje a los que la ven, proporcionando un gran escollo para los eruditos. El mensaje del Señor a Ciro, dado por Isaías, en verdad fue escrito 150 años antes del tiempo de Ciro. Sin duda, esto convenció a Ciro de la autenticidad del mensaje.[28]

El Libro de Mormón provee evidencia definitiva que el Libro de Isaías, incluyendo las partes anteriores y la parte posterior que son discutidas por los eruditos bíblicos, fueron escritas antes del año 600 aC.  Esto presenta como insostenible la hipótesis que otros autores escribieron los capítulos posteriores en el tiempo del regreso de los judíos del exilio en Babilonia. Pasajes de Isaías que se citan en el Libro de Mormón vienen de los capítulos 1-39 así como de los capítulos 40-66. Estos pasajes, citados por varios profetas, incluyen Isaías 2 a 14,[29] Isaías 29,[30] e Isaías 48 y 49,[31] citados por Nefi; Isaías 53,[32] citado por el profeta Abinadí; e Isaías 54,[33] citado por el Señor Jesucristo ya resucitado, durante Su ministerio entre los Nefitas en el ano 34 dC. Lehi salió de Jerusalén 600 años aC, envió a sus hijos de regreso a Jerusalén poco después para obtener las planchas de bronce de Labán, y las tomó con él en el desierto y finalmente las llevó  al continente americano.[34] Las planchas de bronce, Nefi infiere, contenían las escrituras completas de Isaías.[35]

Un estudio conducido por computadora del lenguaje del libro de Isaías, administrado en la Universidad de Brigham Young (BYU), decididamente apoya la posición que el libro es solamente el trabajo de Isaías.[36] El estudio fue conducido por L. Lamar Adams, un erudito del Antiguo Testamento y miembro de la Oficina de Investigación Institucional de BYU, y Alvin C. Rencher, un profesor de estadística de BYU. Ellos afirman:

“Se encontró que varios tipos distintos de elementos estilísticos tienen variables indicando que son únicos en los capítulos 1 al 39 de Isaías y en los capítulos 40 al 66. Estos elementos incluyen prefijos de función, palabras indicadoras, preposiciones y conjunciones, ciertas familias de palabras, la primera letra y la última letra consonantes de las palabras hebreas, y los índices de repetición de ciertos tipos de frases. Las dos partes de Isaías con más alegaciones de haber sido escritas por autores distintos, los capítulos 1-39 y 40-66, se hallaron más similares en estilo que  cualquiera del grupo de control compuesto por otros 11 libros del Antiguo Testamento”.[37]

El grupo de control consistió de muestras arbitrarias de los libros de Amós, Jeremías, Ezequiel, Oseas, Miqueas, Habacuc, Zacarías, Daniel, Esdras, Malaquías, y Nehemías. “El libro de Isaías”, ellos afirman, “también muestra mayor consistencia interna que cualquiera de los otros 11 libros”.[38]

De interés particular son los coeficientes de correlación, una medida estadística de similitud, obtenidos de variables indicadoras identificables. Una variable indicadora, la familia de palabras de los nombres de las partes del cuerpo, muestra resultados convincentes. En los textos de control, el coeficiente de correlación medio es 0.18, mientras que el coeficiente de correlación para ambas partes de Isaías en cuestión es 0.99.[39] Otras variables indicadoras muestran resultados similares, aunque menos convincentes.[40]

Los estudios anteriores del lenguaje de Isaías examinaron sólo unas pocas variables y así llegaron a conclusiones falsas. Tales estudios se están replanteando por algunos eruditos en la luz de este complejo y extenso estudio de BYU.[41]

El Libro de Isaías manifiestamente fue escrito en su totalidad antes del año 600 aC y estuvo disponible a Lehi y su gente durante toda su historia. No sólo eran los escritos de Isaías aplicables a la gente de los tiempos antiguos; éstos son, en particular, proyectados para nosotros en los últimos días. Ya que éstas contienen profecías de los acontecimientos pertenecientes a la restauración del evangelio y el recogimiento de Israel, al establecimiento de Sión, y al reinado personal del Señor Jesucristo sobre la tierra, los escritos de Isaías son de suprema importancia para nosotros.

Notas


[1]. J. R. Dummelow, The One Volume Bible Commentary: Macmillan Publishing Company, 866 Third Avenue, New York, NY 10022, 1908-1909, pág. 412-413.
[2]. Victor L. Ludlow, Isaiah: Prophet, Seer, and Poet [Isaías: Profeta, vidente, y poeta]: Deseret Book Company, Salt Lake City, Utah, 1982, pág. 541-549.
[3]. Dummelow, pág. 412.
[4]. Dummelow, pág. 412.
[5]. Isaías 1:24; 3:1; 10:16, 33; 19:4.
[6]. Isaías 2:11, 19; 5:16; 28:21; 30:18.
[7]. Isaías 5:14; 8:7; 10:16, 18.
[8]. Isaías 5:25; 9:12, 17, 21; 10:4; 14:26, 27; 23:11; 31:3.
[9]. Isaías 9:14; 19:15.
[10]. Isaías 7:3 (en el nombre Sear-jasub); 10:20, 21; 11:11.
[11]. Dummelow, pág. 412.
[12]. Isaías 40:5, 6; 49:26; 66:16.
[13]. Isaías 40:17; 41:11, 12.
[14]. Isaías 40:26; 49:18; 51:6; 60:4.
[15]. Isaías 41:8, 9; 43:10, 20.
[16]. Isaías 42:8, 10; 43:21.
[17]. Isaías 41:23; 44:7; 45:11.
[18]. Isaías 42:9; 44:4; 45:8.
[19]. Isaías 44:15, 17, 19; 46:6.
[20]. Isaías 44:23; 49:13.
[21]. Isaías 48:2; 52:1.
[22]. Isaías 49:18; 50:3.
[23]. Isaías 49:17, 22, 25; 51:20.
[24]. Isaías 43:10-13, 15.
[25]. Dummelow, pág. 412-413.
[26]. Dummelow, pág. 413.
[27]. Avraham Gileadi, The Book of Isaiah: A new translation with interpretive keys from the Book of Mormón [El Libro de Isaías: Una nueva traducción con claves interpretativas del Libro de Mormón]: Deseret Book Company, P.O. Box 30178, Salt Lake City, Utah 84130, 1988, pág. 7-9.
[28]. Véase Isaías 44:28; 45:1-14.
[29]. Véase 2 Nefi 12 a 24.
[30]. Véase 2 Nefi 27.
[31]. Véase 1 Nefi 20 y 21.
[32]. Véase Mosíah 14.
[33]. Véase 3 Nefi 22.
[34]. Véase 1 Nefi 1:4 y 1 Nefi 3:1-3.
[35]. Véase 1 Nefi 5:10-13; 3 Nefi 20:11.
[36]. L. Lamar Adams y Alvin C. Rencher, “A computer analysis of the Isaiah authorship problem”: BYU Studies, v. 15, no. 1, 1974, pág. 95-101.
[37]. Adams y Rencher, pág. 102.
[38]. Adams y Rencher, pág. 102.
[39]. Adams y Rencher, pág. 101.
[40]. Adams y Rencher, pág. 101.
[41]. Véase “Aclaración sobre el libro de Isaías”, Liahona, Abril de 1974, pág. 46-47.

Esta entrada fue publicada en 00 Introducción 5, Introducción 5 y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s