Introducción 1: ¿Por qué estudiar Isaías?


Isaías: Los tiempos del cumplimiento, un comentario versículo por versículo por Iván D. Sanderson, está disponible en forma impresa en Deseret Book y Amazon.com y como un e-libro en español y en inglés para Kindle.

Para ver los comentarios de cada capítulo de Isaías, asi como cada introduccion, desplácese hacia abajo y encuentre, en la columna de la derecha en la pantalla, una lista de todos los capítulos debajo de la seccion “Categorías“. Haga clic en el capítulo que desea leer ===>


Isaías es uno de los profetas más prominentes del antiguo testamento, cuyas contribuciones espirituales y literarias son inigualables. Su libro es de profecía poética, divina e inspirada, mejor conocido por sus declaraciones con respecto a la venida de Jesucristo, el Mesías. Sin embargo, sus profecías no se limitan a la venida del Salvador. A Isaías se le manifestó una visión o revelación, la cual incluyó la historia del mundo con toda su maldad y justicia. También trató de cómo la vida, la misión y el sacrificio infinito del Señor Jesucristo ocupa una posición central y fundamental en la historia espiritual y temporal del mundo. El Señor, una vez resucitado, dijo de Isaías: “Y todas las cosas que habló se han cumplido, y se cumplirán, de conformidad con las palabras que habló” (énfasis añadido).[1]

Las profecías de Isaías abarcan el pasado, presente y futuro, con su cumplimiento constante en diferentes dispensaciones. Quienes experimentamos ahora las pruebas y desafíos de la vida mortal, debemos prestar atención cuidadosa a los escritos de Isaías. Los últimos días—nuestros días—son los tiempos del cumplimiento de muchas de las profecías de Isaías.[2] Victor L. Ludlow, en su comentario del libro de Isaías, declaró: “De todos los profetas-escritores antiguos, Isaías es el mejor guía para los peligrosos últimos días de la dispensación del cumplimiento de los tiempos”.[3]

Los escritos de Isaías son intencionalmente difíciles de entender. El Señor le instruyó a Isaías: “Anda y di a este pueblo: Oíd bien, pero no entendáis; ved bien, pero no comprendáis.

Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos y ciega sus ojos, no sea que vea con sus ojos, y oiga con sus oídos, y entienda con su corazón, y se convierta y sea sanado”.[4] Por causa de la apostasía y la maldad entre su pueblo, Isaías puso en clave sus profecías para que solamente aquellos con suficiente espiritualidad y perspicacia pudieran entender. El propósito de Isaías no es de convencer a los incrédulos, sino de proporcionar información vital a los que ya creen.[5] Isaías, al poner sus escritos en clave, dio como resultado que los indignos no recibieran más de lo que podrían comprender, lo cual los sujetaría a la “mayor condenación”;[6] también protegió en cierto grado la integridad de sus escritos. Aquellos que intentaron alterar los escritos para satisfacer sus deseos subversivos, quitando “muchas cosas claras y preciosas” del “libro del Cordero de Dios”[7], tenían poca perspicacia como para hacer daño considerable a los escritos enigmáticos de Isaías.

Fuentes primarias

Hoy en día contamos con numerosos recursos concernientes tanto a las Escrituras como a escritos por autoridades en la materia para ayudarnos a entender las palabras del profeta Isaías. Además de su presentación en el Antiguo Testamento, las palabras escritas por Isaías se citan en otras partes de las Escrituras, tanto las antiguas como las modernas, más que cualquier otro profeta antiguo. Cada cita provee información útil en cómo se deben entender las palabras proféticas de Isaías.

Fuentes primarias para los escritos de Isaías que están disponibles para nosotros incluyen:

  • El Antiguo Testamento de la Biblia (Reina-Valera, 2009)
  • Porciones del Libro de Mormón en que los escritos de Isaías se citan y se explican
  • Doctrina y Convenios, donde el Señor describe los acontecimientos precedentes a Su gloriosa Segunda Venida, frecuentemente parafraseando o ampliando las palabras de Isaías, las cuales describen los mismos acontecimientos
  • La Perla de Gran Precio, que contiene la historia escrita por José Smith de la restauración en los últimos días, que describe el cumplimiento de algunas de las profecías de Isaías pertenecientes a la dispensación del cumplimiento de los tiempos
  • La traducción por José Smith de la Biblia, en la cual el joven profeta empleó el Urim y Tumim para la lectura y revisión de la traducción bíblica inglesa de King James, el mismo instrumento preparado divinamente que usó en traducir el Libro de Mormón del egipcio reformado
  • Manuscritos antiguos recién descubiertos cerca del Mar Muerto, que incluyen una versión del libro de Isaías en el hebreo original que precede al texto Masorético[8] (el cual se usa actualmente) por cientos de años
  • El Nuevo Testamento, que provee comparaciones valiosas que ilustran cómo se cumplieron las profecías de Isaías pertenecientes a la dispensación del meridiano de los tiempos
  • Los escritos y discursos de apóstoles y profetas modernos, quiénes confían plenamente en las palabras de Isaías

Estas fuentes comprenden la base de este comentario, para establecer y verificar los significados intentados por Isaías.

1.   La Biblia—versión Reina-Valera de 2009

La traducción bíblica de Reina-Valera, traducida en AD 1569 por Casiodoro de Reina del texto hebreo Masorético y textos griegos, revisada por Cipriano de Valera en AD 1602, con otras revisiones en 1862, 1909, 1960 y 2009. La revisión de 2009 se publica por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y se acepta como escritura divina entre sus adherentes de lengua española. En este comentario cada versículo se registra en las palabras verídicas de la traducción Reina-Valera, seguido por explicaciones de su significado incluyendo las palabras de otras fuentes primarias.

Ocasionalmente traducciones en otros idiomas, incluyendo la versión inglesa de King James, son comparadas con esta versión para un mejor entendimiento.[9]

2.   El Libro de Mormón

El Libro de Mormón fue traducido por “el don y el poder de Dios” de planchas de oro en 1829 por el profeta José Smith.[10] En él se incluyen 21 capítulos de Isaías, citados por completo o en parte,[11] así como interpretaciones inspiradas y comentarios por los profetas antiguos cuyas obras componen el Libro de Mormón. Los escritos de Isaías se incluyeron en las planchas de bronce, un volumen de escritura sagrada grabado en metal que estaba en posesión de Lehi y su familia cuando salieron de Jerusalén 600 años antes del tiempo de Cristo. La fuente de Isaías citada en el Libro de Mormón precede al resto de las fuentes disponibles actualmente por cientos de años.

Después de su crucifixión y resurrección, el Señor Jesucristo visitó a sus antiguos seguidores nefitas según lo registrado en el tercer libro de Nefi. Como parte de Su ministerio, Jesús citó y explicó pasajes de Isaías.[12] Sus explicaciones se aplican especialmente a nosotros, [13]dándonos información vital para nuestro tiempo.

La redacción de las citas de Isaías en el Libro de Mormón en inglés se compara con la de la Biblia King James. Esta similitud indica que José Smith usó la Biblia como ayuda léxica, o por lo menos aplicó la redacción familiar de memoria como parte del desarrollo de la traducción. Al considerar la Biblia inglesa y el Libro de Mormón como lo tradujo el profeta, hay diferencias en más de la mitad de los 433 versículos de Isaías citados en el Libro de Mormón, mientras aproximadamente 200 versículos tienen la misma redacción.[14] Un estudio cuidadoso indica que la mayoría de las diferencias representan supresiones del texto más puro de Isaías que poseía Lehi en el año 600 aC.[15] En el Libro de Mormón en español, la redacción de los escritos de Isaías no es muy similar a la de la versión Reina-Valera.

Algunas de las supresiones identificadas en el texto bíblico interfieren con las intrincadas estructuras poéticas quiasmáticas que Isaías escribió. Este hecho nos indica que aquellos que cambiaron el texto no entendieron completamente el estilo literario de Isaías. La presencia de quiasmas en el Libro de Mormón en forma inalterada nos manifiesta poderosamente que la obra del profeta José Smith es verdadera.[16]

3.   Doctrina y Convenios

Doctrina y Convenios es una compilación de revelaciones recibidas por el Profeta José Smith, junto con otros documentos inspirados, los cuales representan la voluntad del Señor hacia Sus santos en los últimos días.[17] Profecías esparcidas por Doctrina y Convenios describen varios acontecimientos que precederán la gloriosa Segunda Venida del Señor, los mismos acontecimientos profetizados antiguamente por Isaías y otros profetas. Las palabras del Señor al Profeta José Smith frecuentemente parafrasean o amplifican las palabras de Isaías, proveyendo un recurso valioso para el entendimiento de las profecías de Isaías para los últimos días.

4.   La Perla de Gran Precio

La Perla de Gran Precio es una compilación de algunos escritos por el Profeta José Smith. De interés particular es su relato de los acontecimientos que culminaron en la organización de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En éste, el profeta describió la primera visión; visitas del ángel Moroni, el archivador antiguo de anales sagrados escritos sobre planchas de oro; cómo obtuvo y tradujo los anales sagrados; y la publicación del Libro de Mormón.[18] Estos acontecimientos marcan el cumplimiento de algunas de las profecías de Isaías de la restauración en los últimos días. Este relato nos facilita la comprensión sobre cómo podemos reconocer otras profecías de Isaías según se cumplen delante de nuestros ojos.

5.   El Nuevo Testamento

Los acontecimientos registrados en el Nuevo Testamento—como lo es el relato bíblico del ministerio terrenal del Señor Jesucristo, que fue predicho constantemente por el Profeta Isaías—presentan comparaciones valiosas, que ilustran cómo se cumplieron las profecías de Isaías pertenecientes a la dispensación del meridiano de los tiempos. Isaías es citado mas de 57 veces en el Nuevo Testamento.[19] Algunas de las mismas profecías, aunque cumplidas durante el ministerio mortal del Salvador, se cumplirán de nuevo en los últimos días. Por consiguiente, el Nuevo Testamento provee otra manera para que entendamos cómo las profecías que predicen acontecimientos que sucederán en los últimos días serán cumplidas.

Las citas de Isaías que se hallan en el Nuevo Testamento usualmente siguen la redacción de la versión griega Septuaginta, una traducción del Antiguo Testamento del tercer siglo aC que se encontraba disponible durante los tiempos del Nuevo Testamento. La Septuaginta es útil para comparar las citas de Isaías en el Nuevo Testamento; sin embargo, los eruditos bíblicos modernos indican que su traductor “produjo una traducción muy liberal incluyó reflexiones personales e interpretaciones del traductor…. El traductor permitió que sus propios prejuicios controlaran el proceso de la traducción”.[20] Por consiguiente, la Septuaginta no se considera una fuente primaria irrefutable por muchos eruditos bíblicos, ni tampoco es el recurso más útil en ganar un entendimiento de los significados de los escritos de Isaías. Una traducción en inglés de la Septuaginta se encuentra disponible en el internet.[21]

6.   La Traducción de José Smith

La Traducción de José Smith (TJS) es una revisión inspirada de la Biblia que se efectuó para cumplir con un mandamiento recibido del Señor.[22] Para hacer la revisión, el joven profeta utilizó el Urim y Tumim, el mismo instrumento preparado por el Señor para traducir el Libro de Mormón del egipcio reformado, para la lectura de la Biblia. La TJS es representada en parte por notas al pie de página en la traducción de Reina-Valera de 2009; citas más largas se ponen en un apéndice.[23] Una versión más completa, una “Nueva Traducción” de la Biblia por José Smith [Joseph Smith’s “New Translation” of the Bible], pone las palabras de la versión inspirada de José Smith adyacente al texto de la versión King James para cada pasaje alterado.[24]

7.   Los Rollos del Mar Muerto—El Gran Rollo de Isaías

Un tesoro importante concerniente a las Escrituras que se descubrió en el año 1947 es el Gran Rollo de Isaías (llamado 1QIsaa) y es uno de los siete originales Rollos del Mar Muerto. Este rollo se remonta al periodo 100 y 150 aC y precede el texto masorético por casi mil años.[25] El texto masorético ha sido la fuente de la mayoría de las traducciones modernas de la Biblia incluyendo la versión Reina-Valera, la versión de King James en inglés y muchas otras en idiomas modernos. El Gran Rollo de Isaías ha sido utilizado en muchas nuevas traducciones de la Biblia desde 1950.[26]

Donald W. Parry, un profesor de Escrituras antiguas en la Universidad de Brigham Young, combinó cuatro fuentes primarias en la producción de una traducción moderna de Isaías que se registra en Harmonizing Isaiah [La Armonización de Isaías].[27] Gracias a su identificación cuidadosa de las cuatro fuentes que usó incluyendo el Gran Rollo de Isaías, su obra es una fuente importante de aclaraciones que incurren en el mundo moderno por medio del Gran Rollo de Isaías.

8.   Apóstoles y profetas actuales

Siendo sostenidos por los miembros de la Iglesia como profetas, videntes y reveladores, apóstoles y profetas actuales constituyen una fuente primaria importante para el entendimiento de los escritos de Isaías y cómo se aplican en nuestro propio tiempo. Discursos de la conferencia general se publican en Conference Reports [Informes de la conferencia] y, desde 1970, en el Ensign en inglés y han sido traducidos y publicados en la Liahona en muchos idiomas incluyendo el español. Citas de Isaías son bien representadas en los discursos de la conferencia general y proveen discernimiento valioso para entender el mensaje de Isaías.

9.   Otras fuentes

En el estudio presente dos comentarios escritos para el lector SUD han sido de considerable valor. Primeramente, el de Victor L. Ludlow, Isaiah: Prophet, Seer, and Poet [Isaías: Profeta, vidente, y poeta] , publicado en 1982,[28] fue comisionado para escribirse como libro de texto para el Sistema Educativo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.[29] También ha sido usado por su autor y otros maestros por muchos años para enseñar cursos de Isaías. Después, Donald W. Parry, Jay A. Parry y Tina M. Peterson escribieron Understanding Isaiah [Entendiendo a Isaías], que se publicó en 1998,[30] lo que constituye otra fuente valiosa. Un punto fuerte de su comentario es su tratamiento de los paralelismos de Isaías, de los cuales hacen esquemas cuidadosamente para el beneficio del lector. Los autores de ambos comentarios enriquecen su análisis de Isaías gracias a su conocimiento del idioma hebreo y de la historia de los judíos y del medio oriente.

Avraham Gileadi escribió en 1988 The Book of Isaiah: A new translation with interpretive keys from the Book of Mormon [El Libro de Isaías: Una nueva traducción con claves interpretativas del Libro de Mormón][31] desde el punto de vista de un judío convertido al mormonismo. Sus claves interpretativas son una contribución valiosa y nos ayudan a entender los escritos de Isaías. Por primera vez, muchos se dieron cuenta de que es posible entender los escritos y las profecías de Isaías, las cuales siempre habían sido enigmáticas para los lectores de la Biblia, tanto como los mismos en el Libro de Mormón.

El entender el significado hebreo original de algunas palabras es útil. Una fuente excelente es The Brown-Driver-Briggs Hebrew and English Lexicon [El léxico hebreo e inglés de Brown, Driver y Briggs],[32] si se usa con un léxico transcrito disponible en el internet.[33]

Isaías testifica de Jesucristo

¿Por qué estudiar Isaías? Isaías es el profeta mesiánico más destacado, que predijo la venida de Jesucristo en gran detalle. Pasajes claves de Isaías concernientes al Cristo y Su ministerio terrenal son citados y explicados por los escritores del Nuevo Testamento; muchos de los cuales fueron testigos personales de los acontecimientos sagrados predichos. Estos escritores declaran el cumplimiento de algunas de las profecías de Isaías y enuncian una interpretación correcta. Pero, ¿en verdad entendemos la profundidad del significado de éstos y otros pasajes importantes? Escuchamos líneas de escritura de Isaías cantadas en la obra musical El Mesías de Händel, pero ¿se nos escapan los significados más profundos?

Isaías 40:3 declara: “Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino de Jehová; enderezad calzada en el yermo para nuestro Dios”. Probablemente, no podemos leer estas palabras sin que la música familiar de El Mesías de Händel nos inunde la mente.[34]

Juan el Bautista es de quien escribió Isaías. Mateo, en el Nuevo Testamento, reconoce el cumplimiento de esta profecía:

“Porque éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.

“Y Juan estaba vestido de pelo de camello y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre.

“Entonces acudían a él Jerusalén, y toda Judea y toda la provincia de alrededor del Jordán; y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados”.[35]

El Nuevo Testamento verifica el significado de las palabras de Isaías con autoridad.

El siguiente versículo, Isaías 40:4, afirma: “Todo valle será alzado, y todo monte y collado serán bajados; y lo torcido será enderezado, y lo áspero será allanado”. También son familiares estas palabras, en la obra El Mesías de Händel.[36] Pero, ¿qué significa este pasaje? ¿Cómo se relaciona con la misión de Juan el Bautista, si en verdad lo hace? ¿Predice cambios estructurales catastróficos en la topografía de la tierra? O, ¿es metafórico su significado? La respuesta viene de un pasaje comparable en el Nuevo Testamento. Santiago, el hermano de Jesús,[37] amonesta: “El hermano que es de condición humilde, regocíjese en su exaltada posición; pero el que es rico, en su condición humilde, porque él pasará como la flor de la hierba”.[38]

La última frase, que describe el estado temporal del género humano, es una cita de Isaías que se refiere a Juan el Bautista y su misión preparatoria. Al incluir la frase “él pasará como la flor de la hierba”, Santiago conecta la primera parte del pasaje con su fuente en el Antiguo Testamento. En Isaías 40:6, el profeta predice el mensaje que sería dado por Juan el Bautista: “Una voz que decía: Da voces. Y él respondió: ¿Qué tengo que decir a voces? Toda carne es hierba, y toda su bondad como flor del campo”.

De Santiago, entonces, entendemos el significado de Isaías 40: 4 como una descripción metafórica del orden social unido establecido entre los adherentes del evangelio en varias dispensaciones, el cual iba a ser introducido evidentemente por Juan el Bautista. El orden unido social que se estableció se describe en Hechos: “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía que era suyo nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común”.[39]

El Señor describe en Doctrina y Convenios, usando palabras semejantes a las de Santiago, cómo los santos iban a establecer la ley de consagración en los últimos días para proveer sus necesidades temporales: “Pero es preciso que se haga a mi propia manera; y he aquí, ésta es la forma en que yo, el Señor, he decretado abastecer a mis santos, para que los pobres sean exaltados, y los ricos sean humildes (énfasis añadido)” [40]

Un conocimiento de las estructuras poéticas quiasmáticas, que se usan extensamente por  Isaías, provee más perspicacia interpretativa. El camino, o la calzada en el yermo predicha en Isaías 40:3, es espiritual. Es el “camino angosto” con la “puerta estrecha”, la cual “lleva a la vida”.[41] La frase “enderezad calzada en el yermo” es equivalente quiasmáticamente a la frase “lo torcido será enderezado” en el versículo 4. ¿Qué fue torcido que debía enderezarse? Por causa de la apostasía, el conocimiento del plan de salvación había sido corrompido; el camino angosto se había vuelto “torcido”. La misión de Juan el Bautista, nos predice Isaías, sería restaurar el conocimiento del plan de salvación en anticipación de la venida del Mesías prometido. Una descripción de los quiasmas y su valor interpretativo es dada en la Introducción 4.

Las frases “enderezad calzada en el yermo” y “lo torcido será enderezado” no solamente predicen la misión de Juan el Bautista y la venida del Mesías mortal; también son un símbolo o modelo para ciertos acontecimientos en los últimos días que iban a suceder antes de la Segunda Venida del Mesías en Su gloria a la tierra. Después de la gran apostasía al fin de la época apostólica, una restauración, o sea otro enderezamiento de caminos torcidos, sería necesaria para preparar la vía para la venida del Señor. Como un símbolo, el papel del profeta José Smith y sus sucesores en establecer a Sión en el desierto se predice en estos mismos pasajes de escritura. El uso de símbolos es característico en muchas de las profecías de Isaías, lo cual nos indica que se cumplirán más de una vez.

Como se ha descrito, actualmente existen muchas ayudas disponibles para ayudarnos a ganar un entendimiento de los escritos de Isaías. Un propósito mayor para este comentario es demostrar que hay información disponible suficiente para entender a Isaías si dedicamos el esfuerzo espiritual y el estudio necesarios. Nefi dice: “…Sin embargo, en los días en que se cumplan las profecías de Isaías, en la época que se realicen, los hombres sabrán de seguro”.[42] Las Escrituras modernas son un medio por lo cual “los hombres sabrán de seguro” en nuestros días, cuando muchas de las profecías de Isaías se cumplirán.

Isaías presenta un panorama del mundo que sitúa los asuntos religiosos al centro de lo que es importante. Nuestra dedicación religiosa, por tanto, debe ir más allá de la mera asistencia a las reuniones. El que las naciones vivan o perezcan depende de si los padres les enseñan el plan de felicidad a sus hijos, o de si una nación entera vive de acuerdo a esos principios sagrados.[43] Semanas o años interminables de cumplir con rutinas ceremoniales no substituyen la autodisciplina y la adherencia verdadera a los principios del evangelio.[44]

Un motivo muy importante para estudiar y entender los escritos de Isaías es que actualmente, en nuestro propio tiempo, sus profecías se están cumpliendo delante de nuestros ojos. Tal vez, aún nuestra salvación temporal y eterna durante los tiempos predichos de limpieza depende de nuestro entendimiento en detalle de su mensaje y de tener en cuenta sus amonestaciones.[45] Además, el estudio diligente nos llevará a una convicción de que Jesucristo, el Mesías predicho por Isaías y muchos otros profetas, es verdaderamente el Salvador del mundo y mediante Él, la vía se hace posible para que volvamos a nuestro hogar celestial para vivir en la gloria eterna.


Notas

[1]. 3 Nefi 23:3.
[2]. Victor L. Ludlow, Isaiah: Prophet, Seer, and Poet [Isaías:Profeta, Vidente, y Poeta]: Deseret Book Company, Salt Lake City, Utah, 1982, pág. 98.
[3]. Ludlow, 1982, pág. 98.
[4]. Isaías 6:9-10.
[5]. Véase Isaías 53:1 y su respectivo comentario.
[6]. Véase Doctrina y Convenios 82:3 y Lucas 12:48.
[7]. Véase 1 Nefi 13:28.
[8]. El texto Masorético hebreo del Antiguo Testamento es aquel del uso corriente, del cual se han traducido la versión Reina-Valera, la versión de King James en inglés y otras traducciones del Antiguo Testamento en idiomas modernos. “Masorético” quiere decir el resumen de tradiciones concernientes a la lectura y el escribir de las Escrituras, tal como han sido transmitidas de los antepasados de los Judíos modernos (Ernest Klein, A Comprehensive Etymological Dictionary of the English Language [Un Diccionario Comprensivo Etimológico del Idioma Inglés]: Elsevier Publishing Company, New York, 1971, pág. 448).
[9]. Algunas traducciones de la Biblia usadas para comparar en este comentario se anexaron en el “Bible Database [Banco de Datos Bíblicos]” sitio del Internet en http://bibledatabase.net.
[10]. Doctrina y Convenios 135:3.
[11]. Isaías 2 a 14 se citan en 2 Nefi 12 a 24; Isaías 29:3-5 se cita y se expone en 2 Nefi 26:15-19; Isaías 29:6-24 se cita y se expone en 2 Nefi 27:2-35; Isaías 48 y 49 se citan en 1 Nefi 20 y 21; Isaías 50 y 51 se citan en 2 Nefi 7 y 8; Isaías 52:1-2 se cita en 2 Nefi 8:24-25; Isaías 52:1-3 se cita en 3 Nefi 20:36-38; Isaías 52:6-7 se cita en 3 Nefi 20:39-40; Isaías 52:7-10 se cita en Mosíah 12:21-24; Isaías 52:8-10 se cita en 3 Nefi 20:32-35; Isaías 52:11-15 se cita en 3 Nefi 20:41-45; Isaías 53 se cita en Mosíah 14; e Isaías 54 se cita en 3 Nefi 22.
[12]. Véase 3 Nefi 16:17-20 y 3 Nefi 20:32-46 (Isaías 52); 3 Nefi 22: (Isaías 54).
[13]. Véase 3 Nefi 20:30-32.
[14]. Véase 2 Nefi 12:2, Nota al pie de página 2a. Estos números, que se dan solamente en la traducción inglesa, se refieren a una comparación de los libros en sus versiones inglesas.
[15]. Véase 1 Nefi 5:10-13; 13:23.
[16]. Véase Introducción 4: Técnicas y estructuras literarias usadas por Isaías (este comentario).
[17]. Véase Doctrina y Convenios, Introducción, párrafos 1-3.
[18]. Leales a la Fe, una referencia del Evangelio: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, derechos reservados por Intellectual Reserve, Inc., 2004, 198 Pág.
[19]. Bruce R. McConkie, “Ten keys to understanding Isaiah [Diez Claves para Entender a Isaías]”: Ensign, Octubre de 1973, pág. 78.
[20]. Donald W. Parry, Harmonizing Isaiah [La Armonización de Isaías]: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies (FARMS) [Fundación para Investigación Clásica y Estudios Mormones] en Brigham Young University, Provo, Utah, EE.UU., 2001, pág. 33-34.
[21]. English Translation of the Septuagint [Traducción inglesa de la Septuaginta]: Sir Lancelot Charles Lee Brenton (1807-1862); publicado originalmente por Samuel Bagster and Sons, Ltd., Londres, 1851. Al corriente, se dispone en el sitio del internet “Christian Classics Ethereal Library” (CCEL), http://www.ccel.org/bible/brenton/Isaiah/
index.html.
[22]. Véase Doctrina y Convenios 35: Encabezamiento de Sección; 35:20; 45:60-62.
[23]. Véase Apéndice, Traducción Reina-Valera (2009, SUD)—Selecciones de la traducción de José Smith.
[24]. Joseph Smith’s “New Translation” of the Bible [Una “Nueva Traducción” de la Biblia por José Smith]: Herald Publishing House, Independence, Missouri, 1970, 523 pág.
[25]. Parry, 2001, pág. 3-6.
[26]. Parry, 2001, pág. 6-8.
[27]. Parry, 2001, 286 pág.
[28]. Ludlow, 1982, 578 pág.
[29]. Ludlow, 1982, pág. ix.
[30]. Donald W. Parry, Jay A. Parry y Tina M. Peterson, Understanding Isaiah [Comprendiendo a Isaías]: Deseret Book Company, Salt Lake City, Utah, 1998, 659 pág.
[31]. Avraham Gileadi, The Book of Isaiah: A new translation with interpretive keys from the Book of Mormón [El Libro de Isaías: Una Nueva Traducción con claves Interpretativas del Libro de Mormón]: Deseret Book Company, P.O. Box 30178, Salt Lake City, Utah 84130, 1988, 250 pág.
[32]. F. Brown, S. Driver, y C. Briggs, The Brown-Driver-Briggs Hebrew and English Lexicon [El Léxico Hebreo e Inglés de Brown, Driver y Briggs]: Hendrickson Publishers, Peabody, MA, 01961-3473, 1996, 1185 pág.
[33]. Un léxico transcrito interactivo del hebreo e inglés del Antiguo Testamento se presenta en este sitio del Internet: http://www.studylight.org/lex/heb.
[34]. El Mesías de Händel, Parte 1 No. 2—Recitativo por Tenor, “Consolaos, Pueblo Mío”.
[35]. Mateo 3:3-6.
[36]. El Mesías de Händel, Parte 1 No. 3—Aire por Tenor, “Todo Valle Sea Alzado”.
[37]. Véase Bible Dictionary—James, Epistle of [Diccionario bíblico—Santiago, Epístola de].
[38]. Santiago 1:9-10.
[39]. Hechos 4:32; véase también Hechos 2:44-45.
[40]. Doctrina y Convenios 104:16.
[41]. Véase Mateo 7:14.
[42]. 2 Nefi 25:7.
[43]. Véase Isaías 54:13-15.
[44]. Véase Isaías 1:11-15.
[45]. Véase McConkie, en Ensign, Octubre de 1973, pág. 78.
About these ads
Esta entrada fue publicada en 00 Introducción 1, Introducción 1 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s